El Buen Humor y la Creatividad

Publicado 2000000011UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Uncategorized

John Morreall, fundador de la consultora Humorworks, destaca la existencia de una sólida conexión entre sentido del humor, productividad y creatividad.
Las personas con buen humor suelen obtener mejores resultados en los tests de creatividad porque el humor permite pensar con mayor flexibilidad, explorando soluciones vedadas al estructurado marco mental del ejecutivo con cara de póquer.

Si bien las bromas pueden ser trampolines para la generación de ideas, muchos no están dispuestos a permitirlas. Los líderes autoritarios, por ejemplo, suelen desconfiar de los bromistas porque los perciben como un desafío hacia su poder.
Morreall advierte que la educación en negocios convencional también puede actuar como un factor que restringe la alegría en la oficina. Algunos estudios señalan que la mayoría de los ejecutivos creen que el sentido del humor es una cualidad esencial para el éxito en los negocios, no obstante, la mayoría de los profesores en negocios no comparten esta apreciación.
Entonces, dice Morreall, los programas de MBA suelen formar ejecutivos serios y “cuadrados” para pensar.

Casi todos disfrutamos de la compañía de personas con chispa, pero no todos las aceptan en el ámbito laboral. Y pregunta Morreall, ¿por qué el humor, una cualidad tan apreciada en nuestra “vida civil” debe dejarse de lado cuando nos ponemos el uniforme de guerra corporativo?

de la redacción de materiabiz, www.clarin.com

Un filósofo de la empresa

Publicado 700000011UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Empresa

 * Robert Solomon para materiabiz. http://www.clarin.com.ar Nacido en Detroit en 1947, Robert C. Solomon es mundialmente reconocido por sus reflexiones filosóficas aplicadas al mundo empresarialUna empresa no es una casa ni un Estado. Sin embargo, el hombre que la compone es el mismo. Por lo tanto, Solomon concibe a la empresa como una comunidad política en el sentido aristotélico, es decir, una comunidad de fines compartidos.
Así, para Solomon, el empresario es un político en el sentido clásico: un hombre con sabiduría práctica que pretende conducir a su comunidad empresarial hacia su bien común. Y, al igual que el político, el empresario necesita descubrir y fomentar las coincidencias compartidas por los miembros de la organización.
Según Solomon, dirigir es sintetizar o integrar acertadamente una pluralidad de fines y
datos
.
En su trabajo cotidiano, el directivo utiliza datos de diversa naturaleza: aspectos técnicos, psicológicos, sociológicos, éticos, etc. Por lo tanto, para ser efectivo en la toma de decisiones, el dirigente debe contar con una visión integradora que le permita conciliar los múltiples aspectos que intervienen en el mundo de la empresa.
Una idea central del pensamiento de Solomon se resume en “los negocios como práctica”, donde la prudencia (o sabiduría práctica) debe ser la facultad que oriente las acciones del dirigente.
En este sentido, Solomon es un gran defensor de los estudios de casos como método para enseñar negocios. La clave consiste en encontrar una descripción realista del carácter peculiar de las personas envueltas en el problema. No se debe olvidar que los negocios son relaciones entre personas, no de personas con objetos.
Para Solomon, el empresario cumple con una función noble dentro de la sociedad porque contribuye a la satisfacción de las necesidades. El profesionalismo del empresario, señalaba, consiste en brindar un servicio a cambio de una compensación, no a causa de la compensación.
Finalmente, advierte este especialista, para que una empresa funcione correctamente, es necesario que directivos y colaboradores cuenten con las virtudes que forman el buen carácter.
Y las virtudes aristotélicas brindan un buen punto de partida para evaluar las características que debe poseer el empresario: coraje, moderación, amistad, generosidad, magnificencia, honestidad, imparcialidad, confianza, constancia, justicia, honor, lealtad, sinceridad, espíritu cooperativo, tacto,  apertura, etc.
Cualquiera puede advertir que, fomentando estas virtudes entre sus miembros, la empresa funcionará con más y mejores resultados y dentro de un clima laboral positivo.
 

 

El “terrible” encanto de emprender

Publicado 400000010UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Empresa

Estamos en plena etapa de inicio de un nuevo emprendimiento y, la verdad, es muy motivador, incluso fascinante, pero también es un proceso agotador. Hace unos días leía un artículo en el que el autor decía que era importante dar a conocer tu proyecto a la mayor cantidad de gente porque así puedes valorar su reacción, lo que te permite ajustar lo que ofreces a las necesidades reales. Me pareció una buena idea y me puse, llena de entusiasmo, a enviar por mail mi nuevo emprendimiento (una revista). Pude,así, calibrar……CASI NADA. O sí, dos cosas. Una, que en España en el área de educación, que debería ser el campo de las nuevas tecnologías, paradójicamente MUY POCA gente usa el e-mail; y dos: cuando los medios de comunicación dicen que el papel perderá terreno a favor del soporte digital, tengo una cantidad respetable de pedidos de la revista en papel.

Estas respuestas se suman a los muy buenos comentarios por el contenido, la importancia de una publicación especializada gratuita y el diseño que es muy atractivo. Si bien esto último me, nos, impulsa a seguir adelante, las respuestas aunque pocas nos dicen que deberemos invertir mucho más en imprenta!!!

Y así estamos, en pleno emprendimiento, contentas y asustadas. Porque si bien, para mí, emprender es fundamental para el crecimiento propio y para el de la región y el país; es , al menos en el área de la educación, de un encanto terrible, es decir uno vive simultáneamente en polos antagónicos.

¿Qué tipo de tiempo es oro?

Publicado 140000009UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Empresa

Tengo en mis manos la revista de marketing estratégico y experencial ORGANIZA. Gracias a Charo, su directora de publicidad, recibo cada número. Estoy releyendo en el de junio el artículo sobre eventos de negocios (pág 86). En él se habla de la importancia de las redes de contactos en el desarrollo y expansión de la empresa. Uno de los ejemplos que se describen en el artículo, es el “Rapid Networking” basado en el formato de “Speed Dating”. En el “Rapid Networking”dos personas se sientan frente a frente 3′  y se cuentan sus proyectos, ideas, etc. Al finalizar ese tiempo, cambian de “pareja” y se enfrentan a otro asistente al evento.

A ésto viene el título del post ¿Qué tipo de tiempo es oro?Al leer el ejemplo de rapid networking me imaginé a mí misma intentando explicar en 3′ mi trabajo,mis ideas, mis proyectos. Tengo la certeza de que no podría ( y les aseguro que soy muy buena resumiendo!!) y esto me lleva a la pregunta del título de este post y a estas otras: ¿qué primamos: el tiempo o la idea? ¿Qué es más importante: lo que te cuento o que sea en 3′? ¿La idea del rapid networking es establecer contactos u organizar  un evento que hoy puede resultar original entre empresarios ávidos de originalidad y también de espacios de encuentro?

La idea puede ser divertida, no dudo de que jugar a las carreras nos pueda hacer reír, pero ¿facilita la transmisión de ideas?

Personalmente creo que la prisa puede inducir a malas interpretaciones, a erróneas malas impresiones, a “cortocircuitos” en la comunicación. Se necesitan algo más de 3′ para poder escuchar otorgando valor a lo que se escucha.¿Tal vez no se trate tanto de escuchar sino de ver y dejarse ver? Aún hoy la primera impresión visual sigue siendo muy importante y, para eso, sí bastan 3′.

Como toda idea es bienvenida en el mundo de la empresa y de su crecimiento, te propongo el siguiente desafío: si tuvieses que explicar tu idea, tu proyecto, tu trabajo, de una manera original y en 3′ ¿cómo lo harías? 

Por cierto, el artículo excelente y la revista de las MEJORES. Si quieren saber lo último en MBL, les recomiendo “ORGANIZA”. 

¿Qué es el Neuromarketing?

Publicado 240000008UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Uncategorized

Llevo tiempo pensando en escribir sobre NEUROMARKETING. Hoy recibí la revista Emprendedores y el tema está en su portada y se desarrolla en el dossier; así que recordé que estaba pendiente el post…es tiempo de escribirlo.Lo primero que debo decir es que el campo del Marketing ha avanzado en este último tiempo a pasos agigantados. Son muchísimas las investigaciones que se realizan en esta área y, además, los descubrimientos o resultados son rápidamente aplicados en la práctica.Esto me lleva a pensar que los humanos somos verdaderamente como esponjas e incluso, a veces, demasiado (y hasta peligrosamente) maleables.El NEUROMARKETING es un paso más y tal vez hasta ahora el paso más “profundo” ya que lo que intenta es leer en el cerebro del que consume. ¿Es esto posible?Parece que sí, y de hecho ya se hace antes de lanzar una campaña. Se estudia mediante scanner el impacto de la campaña en las emociones del consumidor. Se leen las ondas cerebrales y con ello se intenta perfeccionar posteriormente la publicidad para hacerla más eficaz.¿Qué quiere decir “más eficaz”? Quiere decir potenciar en las personas, utilizando los resultados de la investigación, la sensación de placer, de felicidad, de recompensa.Sin embargo ¿es igual la reacción de un consumidor en un laboratorio que sentado en el sofá de casa o en la butaca del cine? ¿Será la misma estando solo que con la familia o entre amigos?Creo que el NEUROMARKETING puede ayudar a comprender mejor las reacciones “literales” en la mente de una persona, pero no sirve (aún)  para adecuarlas al entorno real en el que se mueve esa persona. Digamos entonces que, por el momento, el NEUROMARKETING es un paso más en las investigaciones respecto a nuestros hábitos como consumidores, pero creo que mientras no vayamos por la vida, como en las pelis futuristas, con un casco-sacanner en la cabeza y algo parecido en el alma, difícilmente llegará hasta la profunda y compleja necesidad humana.fuentes: Revista Emprendedores. Agosto 2007webs sobre Neuromarketing

El FACTOR EQUIPO

Publicado 150000008UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Empresa

En los últimos años han surgido (a veces como setas) libros, artículos, ensayos, conferencias, seminarios, acerca de la importancia del trabajo en equipo dentro de la empresa. Todos vienen a decir más o menos lo mismo: el trabajo en equipo es importante para aprovechar la sinergia y ser más eficientes; para mejorar el clima laboral y los resultados.

Hasta aquí, todos de acuerdo. Pero me pregunto por qué después de tantísimos cursos, seminarios, artículos y libros el problema en las empresas sigue siendo el mismo: la dificultad de formar buenos equipos.

En cada curso o conferencia escucho comentarios como estos: “lo que ocurre en mi empresa es que no hacemos equipo”, “esto del trabajo en equipo díselo al jefe”, “imposible formar equipos si la rotación es continua”, “con la gente de mi empresa, un equipo es impensable”, “la realidad es que cada uno tira para donde le conviene”. Es decir que miles de libros de “gurús” después, seguimos como al principio. O no, en realidad seguimos igual sólo que sabiendo lo importante que es el trabajo en equipo.

Entonces ¿por qué cuesta tanto?Porque el equipo depende del factor humano. Es decir, depende de cada uno de los que trabajan en la empresa querer o no, ser parte de un equipo. Hay dos posibilidades, podemos formar parte del equipo porque “es lo que hay” o podemos formar parte del equipo porque verdaderamente queremos hacerlo.

¿Cuál es la diferencia? La diferencia está en que cuando uno ELIGE algo para su vida adulta, lo hace de manera conciente. Básicamente cuando hacemos algo concientemente lo hacemos asumiendo la responsabilidad que ese acto conlleva. Es en el momento de hacer conciente una decisión cuando de verdad asumimos que lo que hagamos o dejemos de hacer depende exclusivamente de UNO MISMO.

Un error que solemos cometer las personas es querer cambiar al otro. En realidad sólo tenemos el poder para cambiar a una única persona, esa persona somos nosotros mismos. Entonces si formo parte de un equipo no puedo invertir mis energías en cambiar a los demás pero lo que sí puedo hacer es cambiar yo.

Cuando digo esto en una charla, de inmediato surge alguien que pregunta ¿Y por qué tengo que cambiar yo?Bueno, respondería yo, no es necesario que cambies, lo importante es que elijas, que decidas si quieres ser parte de ese equipo específico en el que te encuentras; y si es así, tomar conciencia de ello y proponer ideas que sirvan al equipo y trabajar por desarrollar a ese equipo hasta alcanzar lo que algunos llaman “equipos de alto standing”.

Supongo que cuando uno elige trabajar en una determinada empresa, espera encontrarse a gusto y desarrollarse personal y profesionalmente. Entonces, si esto es lo que cada uno de nosotros queremos ¿a qué estamos esperando?Pongámonos a ello, sin tantos “pasos hacia el éxito”, sin tanta “Buena Suerte”, sin tanta receta, sin tanto gurú. Pongámonos a ello, todos a una.

Jóvenes emprendedores

Publicado 250000006UTC 18, 2007 por innovares
Categorías: Empresa

Leyendo un artículo en ieco sobre los jóvenes emprendedores en EEUU, me llamó mucho la atención que la mayoría de los emprendedores norteamericanos exitosos se inician en los negocios cuando cuentan entre18 y 24 años. El artículo es muy interesante y muestra el ENORME contraste entre las posibilidades de los jóvenes de EEUU y los de España. A continuación transcribo los párrafos, a mi juicio, más llamativos:

“Un estudio del Global Entrepreneurship Monitor indica que EE.UU. tiene una inusual ventaja: la tasa de negocios exitosos iniciados por personas entre los 18 y los 24 años es más alta que la de los que se fundan entre los 35 y 44 años.Al parecer, los jóvenes estadounidenses son tan exitosos como empresarios porque hay mucha gente mayor y rica deseosa de ayudarlos. Además, la amplia cultura americana del marketing inspira.Ben Casnocha, de sólo 19 años, autor del libro El comienzo de mi vida: Qué aprendió un (muy) joven CEO en su viaje por Silicon Valley, creció como todos los jóvenes de hoy, expuesto a intensas campañas comerciales cada día. Decidió que quería ser un entrepreneur con solo 12 años, después de haber sido golpeado por el “Think Different” de Apple. Todo lo que vio en su vida, le enseñó a pensar en mensajes marketineros.Los chicos americanos juegan un rol influyente y tienen un grado de autonomía superior; tienen más libertades y permisos, más acceso a tarjetas de crédito y préstamos y más dinero para gastar en cultura o para iniciar su propio negocio. Además, el mercado de trabajo es flexible y permite crear un número alto de empleos para jóvenes. Los adolescentes comienzan así a trabajar pronto y acumulan el capital necesario para iniciar sus propios negocios, uno de los sueños americanos más comunes”….

Imagino que estas son buenas razones que justifican la posibilidad de tantos jóvenes emprendiendo a edades tan tempranas. Tal vez en España habría que tomar ejemplo invitando a las empresas a visitar los Institutos de Bachillerato y los primeros cursos en las universidades. Los empresarios deberían promover proyectos como Junior Achievement que existe en muchos países y que aunque también está implantado en España tiene muy poca influencia. La semilla emprendedora comienza a germinar temprano pero necesita ayuda y cuidados para crecer. Si queremos jóvenes que emprendan primero debemos apoyarlos, mejorar las condiciones, promover ayudas sin tantos obstáculos como las que existen hoy. Tomemos ejemplo de las cosas positivas de otros países y tal vez germinen las buenas ideas porque lo que sí es cierto, estoy convencida, es que hoy los adolescentes españoles son pura creatividad y talento, y los adultos nos lo estamos perdiendo.

*Para leer la nota completa: www.ieco.com.ar