El FACTOR EQUIPO

En los últimos años han surgido (a veces como setas) libros, artículos, ensayos, conferencias, seminarios, acerca de la importancia del trabajo en equipo dentro de la empresa. Todos vienen a decir más o menos lo mismo: el trabajo en equipo es importante para aprovechar la sinergia y ser más eficientes; para mejorar el clima laboral y los resultados.

Hasta aquí, todos de acuerdo. Pero me pregunto por qué después de tantísimos cursos, seminarios, artículos y libros el problema en las empresas sigue siendo el mismo: la dificultad de formar buenos equipos.

En cada curso o conferencia escucho comentarios como estos: “lo que ocurre en mi empresa es que no hacemos equipo”, “esto del trabajo en equipo díselo al jefe”, “imposible formar equipos si la rotación es continua”, “con la gente de mi empresa, un equipo es impensable”, “la realidad es que cada uno tira para donde le conviene”. Es decir que miles de libros de “gurús” después, seguimos como al principio. O no, en realidad seguimos igual sólo que sabiendo lo importante que es el trabajo en equipo.

Entonces ¿por qué cuesta tanto?Porque el equipo depende del factor humano. Es decir, depende de cada uno de los que trabajan en la empresa querer o no, ser parte de un equipo. Hay dos posibilidades, podemos formar parte del equipo porque “es lo que hay” o podemos formar parte del equipo porque verdaderamente queremos hacerlo.

¿Cuál es la diferencia? La diferencia está en que cuando uno ELIGE algo para su vida adulta, lo hace de manera conciente. Básicamente cuando hacemos algo concientemente lo hacemos asumiendo la responsabilidad que ese acto conlleva. Es en el momento de hacer conciente una decisión cuando de verdad asumimos que lo que hagamos o dejemos de hacer depende exclusivamente de UNO MISMO.

Un error que solemos cometer las personas es querer cambiar al otro. En realidad sólo tenemos el poder para cambiar a una única persona, esa persona somos nosotros mismos. Entonces si formo parte de un equipo no puedo invertir mis energías en cambiar a los demás pero lo que sí puedo hacer es cambiar yo.

Cuando digo esto en una charla, de inmediato surge alguien que pregunta ¿Y por qué tengo que cambiar yo?Bueno, respondería yo, no es necesario que cambies, lo importante es que elijas, que decidas si quieres ser parte de ese equipo específico en el que te encuentras; y si es así, tomar conciencia de ello y proponer ideas que sirvan al equipo y trabajar por desarrollar a ese equipo hasta alcanzar lo que algunos llaman “equipos de alto standing”.

Supongo que cuando uno elige trabajar en una determinada empresa, espera encontrarse a gusto y desarrollarse personal y profesionalmente. Entonces, si esto es lo que cada uno de nosotros queremos ¿a qué estamos esperando?Pongámonos a ello, sin tantos “pasos hacia el éxito”, sin tanta “Buena Suerte”, sin tanta receta, sin tanto gurú. Pongámonos a ello, todos a una.

Explore posts in the same categories: Empresa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: